viernes, 30 de mayo de 2008

El verdor de la pizarra




Una hermosa mañana concocí a la profesora Miriam Heller. Internada en las montañas de La Azulita, pero con inmensas ganas de seguir ejerciendo su labor de educadora.

No hay comentarios: